Los matraces de almacenamiento de medios se tapan con algodón y papel de aluminio